Los temas de sociedad

 

El Gran Maestro del Gran Oriente de Francia Daniel Keller dijo en el último congreso que “para un Francmasón, la piedra de toque de toda reflexión es el individuo y no las cotizaciones bursátiles o el precio del barril de petróleo”.  Esa reflexión sencilla da a todo francmasón la dimensión exacta de su compromiso y sobre todo de sus preocupaciones. Al interesarnos por el ser humano, tenemos la obligación moral de ocuparnos permanentemente de su entorno, de sus problemas, de sus inquietudes, de sus esperanzas; el papel de la francmasonería es preocuparse por la sociedad, su funcionamiento, su desarrollo y su futuro. Por eso, tratamos temas de sociedad, ya sean sociales, económicos, ecológicos o políticos. Esto no quiere decir que seamos políticos, economistas, ecologistas, sindicalistas, o expertos. Sólo aplicamos los valores masónicos a título de ciudadanos conscientes y atentos a la realidad.

 

 

¿Qué aspectos de la sociedad tratamos? Podemos afirmar que todos. Todo lo que concierne a la sociedad y al ser humano, principalmente al más débil, más frágil, más oprimido. Eso es la esencia de la masonería del Gran Oriente de Francia.

 

Sin entrar en el detalle de todos los temas susceptibles de ser tratados, he aquí algunas cuestiones objeto de estudio:

 

El cambio climático puede conducir a medio plazo  a la desaparición de la vida humana en la tierra lo que supone una de las mayores preocupaciones de nuestra época. Por ello, llevamos a cabo una reflexión y unas acciones a favor del desarrollo sostenible para luchar contra los abusos provocados por la búsqueda permanente del beneficio financiero en detrimento de la protección del planeta. Una comisión permanente trabaja sobre el tema y propone soluciones tanto a los gobiernos como a la Unión Europea. Publica libros y organiza conferencias y debates sobre el tema.

 

 

El tema de la salud se trata en otra comisión permanente denominada “bioética y sanidad pública”. Esta comisión, después de haber tratado  el problema del derecho a un final de vida digno se propone estudiar la cuestión de la desmaterialización de la salud, con el fin de  sensibilizar sobre el peligro de la utilización de los datos personales  de los enfermos para, por ejemplo, aumentar las cotizaciones de la seguridad social y de las mutuas.

 

 

Finalmente, la mayoría de las logias del Gran Oriente de Francia (entre ellas, Heracles) va a  trabajar sobre el tema candente de la emigración, con una cuestión fundamental: “¿Qué política migratoria, fundada en nuestros valores, podemos promover ante los responsables de la Unión Europea?”. Los resultados de la reflexión servirán de propuesta concreta a fin de mejorar la suerte de los emigrantes y refugiados.